Regístrate ahora

Consigue hasta €1000 en bonos

1° Depósito - Bono de hasta 100% • 2°/3° Depósito - Bono de hasta €400 • Solo para nuevos clientes • Depósito mínimo €10 • Requisito de apuesta x50 veces . Aplican Términos

Registrarse

Antecedentes y el boom de los casinos online

Entretenimiento, Apuestas

Recinto con máquinas tragamonedasFuente: Carl Raw / Unsplash

Los juegos de azar y el casino online son sin duda una de las industrias que más plata mueven a nivel global, y Chile no es la excepción. Es cosa de ver los datos categóricos que entrega el portal web Statista; los ingresos de este sector han aumentado sostenidamente entre los años 2006 y 2015, desde los 99 mil millones de dólares hasta los 182 mil millones de dólares, respectivamente. Sin embargo, históricamente los juegos de azar han enfrentado una postura un tanto prohibitoria desde la óptica legislativa. De hecho, se han establecido solo algunas normativas de excepción que autorizan la operación de establecimientos de juegos de azar. Pero seamos francos, esta actitud “antiapuestas” que impera actualmente está lejos de acabar con los cientos de pequeños y grandes negocios de azar que amainan los deseos irrefrenables de sus apostadores. Ahora bien, nuestra Constitución, tan vilipendiada y venerada hoy en día ad portas de una votación histórica en Chile, incluye una única normativa en relación al juego en el Artículo 63 N° 19.

“Sólo son materias de ley:

19) Las que regulen el funcionamiento de loterías, hipódromos y apuestas en general”

En este escenario, el Código Civil establece una distinción entre los juegos lícitos e ilícitos. Los primeros son aquellos del artículo 2263 del Código Civil en los que prevalece la fuerza y la destreza corporal; además, aquellos incluidos en el artículo 2260 de dicho Código, en los que la destreza intelectual es predominante. En tanto, los juegos ilícitos son aquellos juegos de azar que define el artículo 3° letra a) de la Ley N°19.995 como “aquellos juegos cuyos resultados no dependen exclusivamente de la habilidad o destreza de los jugadores, sino esencialmente del acaso o azar, y que se encuentran señalados en el reglamento respectivo y registrados en el catálogo de juegos”. Dicho esto, podríamos afirmar que los juegos de azar están prácticamente prohibidos, no obstante, para suerte nuestra hay leyes especiales que autorizan la explotación de juegos de azar en cinco categorías de juegos: ruleta, bingo, dados, cartas y máquinas de azar.

Disposición de la Ley 19.995 aplicable a casinos online

Ya sabemos que las posibilidades de las apuestas en recintos reales son un tanto limitadas en Chile, ¿pero ocurre lo mismo en el terreno virtual? Para conocer más detalles debemos analizar la “Ley de Casinos” o Ley N° 19.995 que regula y autoriza los juegos de azar y sus condiciones. Dicha ley tiene la finalidad de que los operadores de casinos se rijan por un sistema seguro y eficaz. Por otra parte, la Superintendencia de Casinos tiene la facultad de inspeccionar toda información relacionada con los ingresos generados con el juego mediante agentes autorizados, además de controles internos y externos para fines de transparencia.

Sin embargo, los alcances de esta ley y sus regulaciones no comprenden el otorgamiento de permisos a los juegos de azar en línea, es decir, únicamente abarca a aquellos casinos de juego que operan como recinto cerrado.  Es más, el Artículo 3° de la misma ley establece qué juegos de azar pueden operar en los casinos de juegos a partir de un catálogo instaurado por la Superintendencia. En definitiva, al parecer estamos lejos de una regulación actualizada y clara que permita al país abrirse a un mercado que cautiva a millones de jugadores y que avanza a pasos agigantados.

Jugador y crupier en una mesa de casinoFuente: Aidan Howe on Pixabay

El presente de los casinos online y las casas de apuesta en línea

¿Hay voluntad política para cambiar esta situación, particularmente considerando la crisis que enfrenta el sector a raíz de la pandemia? Como ya afirmamos anteriormente, la legislación chilena actual no autoriza la operación de apuestas en línea, solo se limita a regular los establecimientos físicos. Bueno, intenciones ha habido, ya que en el 2013 se presentó un proyecto de ley cuyo objetivo es regular el sistema de apuestas online, esto en respuesta al exorbitante crecimiento de la oferta de juegos de azar que es posible encontrar en la web. Pero no seamos ilusos, el proyecto de ley duerme apaciblemente junto a tantos otros que solo despertarán cuando las presiones ciudadanas hagan lo suyo. Ahora bien, el proyecto de ley pretende incorporar una norma que modifique la parte final del inciso tercero del artículo 5° de la Ley de Casinos. Con ello, se busca establecer  normativas generales sobre esta modalidad de juego y una regulación en torno a la idea de juego responsable que radicará en el operador, así como principios de seguridad para los usuarios, seguridad a la hora de apostar y previsiones con respecto a la dependencia al juego.

Si analizamos lo que sucede en la región, hay países como Colombia  y Argentina que muestran más avances en esta materia, pues ya cuentan con operadores de apuestas online autorizados. Los fanáticos de las tragamonedas online, las carreras de caballos y otras apuestas deportivas de moda de estos países ya tienen un mercado al que acudir para disfrutar en la comodidad de sus hogares. En nuestro caso, el Ejecutivo sigue estudiando el tema e informándose de cada aspecto y eventual consecuencia que podría acarrear su iniciación en términos económicos y tributarios. Sin duda, un gran momento para recaudar nuevos recursos en medio de la peor crisis que viven los recintos tradicionales.

Publicidad

Como ya hemos reiterado, los casinos y las casas de apuestas online están en el limbo desde el punto de vista legislativo en Chile, en otras palabras, constituyen una actividad ilícita. En este sentido, existen proyectos de ley que buscan regular la publicidad de las actividades, bienes y servicios de los casinos. Uno de ellos fue iniciado por el Senador Carlos Bianchi. Su moción buscaba prohibir la emisión de publicidad en televisión y radio sobre juegos de apuestas y azar con objeto de evitar la adicción al juego en la población más vulnerable, es decir, menores de edad y ludópatas. En caso de incumplimiento de las medidas estipuladas en el cuerpo legal, se arriesgarían multas de entre 20 y 120 UTM, así como la clausura temporal del establecimiento por un período no superior a tres meses. En definitiva, prácticamente imposible imaginar que exista divulgación de mensajes publicitarios sobre casinos en línea en un futuro próximo.

Curiosidades

Es indudable que existe gran cautela detrás de este tipo de empresas en materia publicitaria. Una agencia de marketing que dedique esfuerzos en publicitar un casino o casa de apuesta online, estaría nadando en medio de aguas prohibidas en el ordenamiento jurídico chileno y, a su vez, infringiría al Código de Ética Publicitario (CCHEP) y la Ley de Casinos, como ocurrió anteriormente en el caso de Spinpalace.com. En 2011, el ex canal del angelito, Canal 13, exhibió una publicidad televisiva de este operador de casinos en línea, despertando cuestionamientos inmediatos por parte de la Superintendencia por no cumplir la normativa vigente. Mientras tanto, aún a la espera de una modernización robusta sobre las normativas de los casinos online en Chile, habrá que conformarse con las opciones que brindan Xperto y Polla, que actualmente están regulados de manera expresa por la ley.

Registrarse
Super Showball, un clásico renovado Emoción asegurada con The Vault